EL ORIGEN DE LA MURGA EN PANAMÁ Entrevista a un protagonista de la historia: el Profesor Juan Vega

Por Alexs Córdoba o Gilberto Jaén, Director de Cultura del Tambor facebook

 

 

Muchas son las personas que han bailado al son de la murga del Carnaval Tableño y es que aunque la murga existe en otros países de Latinoamérica, es la murga de Panamá la única que ha tenido protagonismo mundial en aquella vocalización de Héctor Lavoe y Willi Colón: La Murga de Panamá.

Para poder comprender por qué la murga de Panamá, y sobre todo la tableña, despierta tantas pasiones, es necesario conocer su origen es decir ¿cuándo y por qué apareció por primera vez en el escenario nacional?

Los carnavales de las Tablas habían transcurrido por muchos años llevados de las voces prodigiosas de las mejores cantalantes de la región, cada cual inspirándose en coplas de pullas que lanzaban recíprocamente hacia las tunas contrarias. Todo esto con la única instrumentación de una caja y dos tambores: pujador y repicador.

Sin que existieran los equipos portátiles de amplificar el sonido y frente  a la fama que el carnaval tableño comenzaba a adquirir, el tamborito empezaba a verse limitado para poder alegrar a la cada vez más grande cantidad de personas que se aglutinaban para celebrar la farsa del carnaval.

Este elemento se conjuga con la historia narrada desde la perspectiva del profesor de música y músico de gran trayectoria, el maestro Juan Vega.

Para el año de 1954 el profesor Juan Vega se había graduado de sexto grado de la escuela Belisario Porras y para los años 55 o 56 ingresaba a los bomberos para recibir adiestramiento de música y pertenecer a la banda de este estamento que se había recién creado en Las Tablas en 1954. Para cuando Juan Vega ingresó a los bomberos, comenzó a recibir clase de música por parte de un profesional de la música de origen Capitalino llamado Luis Suman Carrillo quién había sido trasladado al Colegio Manuel María Tejada Roca para impartir la clase de Ciencias Naturales. Este gran músico conocía todas las relaciones de los instrumentos musicales para la formación de una banda.

Con el propósito de tener una banda de música de talla profesional, el profesor conversa con el mayor Pablo Ardito Barleta y le expone la necesidad de comprar una nueva instrumentación. Por gestión del Mayor Barleta se trae la instrumentación de Francia, directamente de la fábrica COUESNON. Una vez llegaron los instrumentos comenzaron a llamarse a los aprendices entre ellos al profesor Juan Vega. Para 1957 la nueva banda de los Bomberos hacía su aparición durante las fiestas patrias tocando, según datos del profesor Juan Vega, sólo con clarines. Luego, del 57 al 58, la banda estaba bien consolidada.

El profesor Luis Suman se percató de que la música de los carnavales, es decir los tamboritos, era de origen folclórica (es importante mencionar que violinistas de vieja data como Eliodoro Sandoval nos han manifestado que existía lo que él llama danzones tonadas que no eran más que piezas folclóricas de violín que luego eran usadas en los tamboritos y viceversa). Teniendo esto en mente les ofertó a ambas tunas: Calle Arriba y Calle Abajo, los servicios de la murga. En esta parte es importante manifestar que ya las orquestas en la Ciudad Capital amenizaban los carnavales con melodías como EL Tambor de La Alegría, La Reina Roja o lo que también llaman Pescao y otras más.  La primera en aceptar la murga fue la tuna de  Calle Abajo de Las Tablas en el año de 1958. El profesor Juan Vega nos hace una manifestación importante que marca la diferencia entre una orquesta y una murga:

“La murga se inició en Las Tablas debido a los carnavales y para tocar la música de origen folclórica que se cantaba en los carnavales a golpe de tamborito y atravesados. El profesor Luis Suman llevó esta música al pentagrama para ser ejecutada con los instrumentos de viento. Nosotros fuimos el reemplazo de la cantalante dentro de la tuna”

Noten en esta declaración que el profesor Juan Vega dice: “éramos el reemplazo de la cantalante dentro de la tuna” ¿por qué no dijo: éramos el reemplazo de los tambores en la tuna? La respuesta es sencilla: PORQUE LOS TAMBORES SIGUIERON ACOMPAÑANDO A LA MURGA.

En otras palabras la murga tableña fue diferente a las orquestas de la Capital debido a que en su arreglo musical se simulaba lo que escuchamos en un tamborito. El profesor Juan Vega agrega:

“Siempre nos preocupamos por llevar el ritmo del tambor típico: el repicador, el pujador y la caja. Siempre nos acompañaban cuatro tambores y por lo menos dos cajas folclóricas.  Se llevaba el ritmo de la tuna, este no variaba. El bajo de la murga era el bombo y el redoblante hacía otras variaciones a través del tambor”

El profesor Juan Vega recuerda algo importante: “Las personas mujeres y hombre que sabían de tamborito y atravesado cantaban canciones como: Cheli no te vai no dejei a mita sola, Aje Vicente, Vámonos Caminando y otras más y el profesor Luis Suman inmediatamente iba escribiendo estas melodías al pentagrama y luego hacía los arreglos para la murga. El profesor hacía varias voces con los instrumentos de viento. Por ejemplo los saxofones cuando contestaban lo hacían de la siguiente manera: el primer sax alto, el segundo tenor, el tercer alto y el cuarto tenor; cuatro saxofones haciendo una armonía, haciendo un acorde muy bonito”

De esta última declaración rescatamos algo importante: “los saxofones cuando contestaban” así que la estructura de los instrumentos en la murga era la misma del tamborito. Algunos instrumentos eran la cantalante y los otros eran el coro que le contestaban.

¿Cuál es  la contribución que hace la murga a la música Folclórica Nacional? Que por primera vez nuestros tamboritos pasaban a partituras y a formar parte de arreglos musicales profesionales de la mano del Profesor Luis Suman Carrillo y luego de su sucesor Juan Vega.

El profesor Juan Vega fue el primero en llevar esta música a los estudios de grabación en el LP que en su carátula decía: Carnaval en Las Tablas, La Tuna de Calle Arriba, con la Murga del 58. Se grabaron temas de tambor tradicional como: Jabón de espuma, A mí no me da cuidao y En la Calle Arriba Los Hombres no Lloran.

Otra de las verdades que se desprenden de esta entrevista es que nuevamente son los tambores de cuña y el tamborito el originador de una tendencia musical pues es sabido que las base de la cumbia también son nuestro tambores.

Nos despedimos del profesor Juan Vega agradecido por todas estas declaraciones que nos ayudan a comprender la importancia que tiene la Murga Tableña en la historia de la música nacional. Pero también no dejamos de sentirnos preocupados por las siguientes inquietudes: ¿Por qué motivo no se rescatan todas esas partituras de tamborito? ¿Por qué no existe en nuestra Ciudad Tableña un museo de todo este aporte musical? ¿Será que somos tan indiferente con nuestra propia historia musical?

[images cols=”five” lightbox=”true”]
[image link=”10241″ image=”10241″]
[image link=”10242″ image=”10242″]
[image link=”10243″ image=”10243″]
[image link=”10244″ image=”10244″]
[image link=”10247″ image=”10247″]
[image link=”10248″ image=”10248″]
[image link=”10249″ image=”10249″]
[image link=”10250″ image=”10250″]
[image link=”10251″ image=”10251″]
[image link=”10246″ image=”10246″]
[image link=”10245″ image=”10245″]
[/images]

Author: pedasi

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *